Arquidiócesis de Xalapa

Menú principal

Tu Iglesia
en Xalapa

Marcos 10,32-45. Mientras iban de camino para subir a Jerusalen, Jesus se adelantaba a sus discipulos; ellos estaban asombrados y los que lo seguian tenian miedo. Entonces reunio nuevamente a los Doce y comenzo a decirles lo que le iba a suceder: "Ahora subimos a Jerusalen; alli el Hijo del hombre sera entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Lo condenaran a muerte y lo entregaran a los paganos: ellos se burlaran de el, lo escupiran, lo azotaran y lo mataran. Y tres dias despues, resucitara". Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesus y le dijeron: "Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir". El les respondio: "¿Que quieren que haga por ustedes?". Ellos le dijeron: "Concedenos sentarnos uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, cuando estes en tu gloria". Jesus les dijo: "No saben lo que piden. ¿Pueden beber el caliz que yo bebere y recibir el bautismo que yo recibire?". "Podemos", le respondieron. Entonces Jesus agrego: "Ustedes beberan el caliz que yo bebere y recibiran el mismo bautismo que yo. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mi concederlo, sino que esos puestos son para quienes han sido destinados". Los otros diez, que habian oido a Santiago y a Juan, se indignaron contra ellos. Jesus los llamo y les dijo: "Ustedes saben que aquellos a quienes se considera gobernantes, dominan a las naciones como si fueran sus duenos, y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder asi. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud". ∗
sp1.jpgsp2.jpgsp3.jpgsp4.jpgsp5.jpgsp6.jpg

Imposición de las llaves de san Pedro en Xalapa


Por Manuel Castelán Lunagómez

Xalapa, Ver., 29 de junio de 2018. La Solemnidad de san Pedro y san Pablo es una de las celebraciones litúrgicas más importantes durante el año; su importancia secunda a las festividades del Señor Jesucristo y de la Virgen María, pero acontece como una de las memorias que tiene una especial distinción para la Iglesia católica, cuyos fundamentos se sostienen por la enseñanza de estos santos apóstoles. La Iglesia de Xalapa celebra a estos santos en varias de sus comunidades parroquiales, y en la ciudad capital, en la comunidad parroquial de San Pedro, de la colonia Federal, y que está bajo la guía del presbítero Elías Rafael Soto Córdoba, quien en unión con la comunidad, prepararon estas festividades. Desde días previos se vinieron realizando distintos momentos celebrativos, devocionales y culturales, que tuvieron su culmen el día veintinueve con las celebraciones eucarísticas; la primera a mediodía, donde se tuvo la principal intención de orar por las niñas y niños, y en especial por aquellos que presentan algún complicación en el lenguaje, esto como parte de una tradición popular de pedir la intercesión de san Pedro en estos casos. El padre Elías ahondó en su reflexión homilética sobre la necesidad de reconocer a Jesús como Señor, ejemplo que se puede palpar en la figura de san Pedro, quien a pesar de su poca formación académica, es dócil a las inspiraciones del Espíritu Santo quien lo mueve a proclamar la fe en Jesús y a darlo a conocer ante el pueblo; enfatizó en el hecho de que Jesús lo haya elegido como primero entre los apóstoles para continuar su obra y darle la facultad de atar y desatar, símbolo expuesto en la figura de las llaves. Posterior a la celebración eucarística, el párroco bendijo a las niñas y niños con las llaves del santo celebrado y pidió por su salud física y espiritual.


Arquidiócesis de Xalapa, Ver. México.
©2012 Todos los derechos reservados.