Arquidiócesis de Xalapa

Menú principal

Tu Iglesia
en Xalapa

Evangelio segun San Lucas 7,31-35. Dijo el Senor: «¿Con quien puedo comparar a los hombres de esta generacion? ¿A quien se parecen? Se parecen a esos muchachos que estan sentados en la plaza y se dicen entre ellos: '¡Les tocamos la flauta, y ustedes no bailaron! ¡Entonamos cantos funebres, y no lloraron!'. Porque llego Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino, y ustedes dicen: '¡Ha perdido la cabeza!'. Llego el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: '¡Es un gloton y un borracho, amigo de publicanos y pecadores!'. Pero la Sabiduria ha sido reconocida como justa por todos sus hijos.» ∗
sp1.jpgsp2.jpgsp3.jpgsp4.jpgsp5.jpgsp6.jpg

Imposición de las llaves de san Pedro en Xalapa


Por Manuel Castelán Lunagómez

Xalapa, Ver., 29 de junio de 2018. La Solemnidad de san Pedro y san Pablo es una de las celebraciones litúrgicas más importantes durante el año; su importancia secunda a las festividades del Señor Jesucristo y de la Virgen María, pero acontece como una de las memorias que tiene una especial distinción para la Iglesia católica, cuyos fundamentos se sostienen por la enseñanza de estos santos apóstoles. La Iglesia de Xalapa celebra a estos santos en varias de sus comunidades parroquiales, y en la ciudad capital, en la comunidad parroquial de San Pedro, de la colonia Federal, y que está bajo la guía del presbítero Elías Rafael Soto Córdoba, quien en unión con la comunidad, prepararon estas festividades. Desde días previos se vinieron realizando distintos momentos celebrativos, devocionales y culturales, que tuvieron su culmen el día veintinueve con las celebraciones eucarísticas; la primera a mediodía, donde se tuvo la principal intención de orar por las niñas y niños, y en especial por aquellos que presentan algún complicación en el lenguaje, esto como parte de una tradición popular de pedir la intercesión de san Pedro en estos casos. El padre Elías ahondó en su reflexión homilética sobre la necesidad de reconocer a Jesús como Señor, ejemplo que se puede palpar en la figura de san Pedro, quien a pesar de su poca formación académica, es dócil a las inspiraciones del Espíritu Santo quien lo mueve a proclamar la fe en Jesús y a darlo a conocer ante el pueblo; enfatizó en el hecho de que Jesús lo haya elegido como primero entre los apóstoles para continuar su obra y darle la facultad de atar y desatar, símbolo expuesto en la figura de las llaves. Posterior a la celebración eucarística, el párroco bendijo a las niñas y niños con las llaves del santo celebrado y pidió por su salud física y espiritual.


Arquidiócesis de Xalapa, Ver. México.
©2012 Todos los derechos reservados.