Arquidiócesis de Xalapa

Menú principal

Tu Iglesia
en Xalapa

Evangelio segun San Lucas 19,11-28. Jesus dijo una parabola, porque estaba cerca de Jerusalen y la gente pensaba que el Reino de Dios iba a aparecer de un momento a otro. El les dijo: "Un hombre de familia noble fue a un pais lejano para recibir la investidura real y regresar en seguida. Llamo a diez de sus servidores y les entrego cien monedas de plata a cada uno, diciendoles: 'Haganlas producir hasta que yo vuelva'. Pero sus conciudadanos lo odiaban y enviaron detras de el una embajada encargada de decir: 'No queremos que este sea nuestro rey'. Al regresar, investido de la dignidad real, hizo llamar a los servidores a quienes habia dado el dinero, para saber lo que habia ganado cada uno. El primero se presento y le dijo: 'Senor, tus cien monedas de plata han producido diez veces mas'. 'Esta bien, buen servidor, le respondio, ya que has sido fiel en tan poca cosa, recibe el gobierno de diez ciudades'. Llego el segundo y le dijo: 'Senor, tus cien monedas de plata han producido cinco veces mas'. A el tambien le dijo: 'Tu estaras al frente de cinco ciudades'. Llego el otro y le dijo: 'Senor, aqui tienes tus cien monedas de plata, que guarde envueltas en un panuelo. Porque tuve miedo de ti, que eres un hombre exigente, que quieres percibir lo que no has depositado y cosechar lo que no has sembrado'. El le respondio: 'Yo te juzgo por tus propias palabras, mal servidor. Si sabias que soy un hombre exigentes, que quiero percibir lo que no deposite y cosechar lo que no sembre, ¿por que no entregaste mi dinero en prestamo? A mi regreso yo lo hubiera recuperado con intereses'. Y dijo a los que estaban alli: 'Quitenle las cien monedas y denselas al que tiene diez veces mas'. '¡Pero, senor, le respondieron, ya tiene mil!'. Les aseguro que al que tiene, se le dara; pero al que no tiene, se le quitara aun lo que tiene. En cuanto a mis enemigos, que no me han querido por rey, traiganlos aqui y matenlos en mi presencia". Despues de haber dicho esto, Jesus siguio adelante, subiendo a Jerusalen. ∗
otates6.jpgotates5.jpgotates4.jpgotates3.jpgotates2.jpgotates1.jpg

Bendición del pan, una tradición de 283 años


María Gabriela Hernández Cuevas

Otates, Ver., 13 de noviembre de 2018. La comunidad parroquial de Santa Rosa de Lima celebró la festividad dedicada a San Diego de Alcalá, santo español cuya devoción es herencia de los primeros pobladores. Los habitantes de Otates, llevaron canastas de pan a la Celebración Eucaristía para que éste fuera bendecido, tradición que se ha realizado por 283 años.

La Misa fue presidida por el párroco el Pbro. José Luis Castillo Viveros, concelebrando con el Pbro. Francisco Palmeros Palmeros, el Pbro. Joaquín Dauzón Montero y sacerdotes invitados. En el momento de la homilía, se leyó una breve semblanza de San Diego de Alcalá, monje franciscano, ejemplo de la caridad. Él fue portero en el convento en el que vivía, por lo que en diversas ocasiones tomaba comida de la cocina y compartía los alimentos con los más necesitados.

El párroco realizó la bendición sobre el pan que los feligreses llevaron, quienes después acostumbran a compartirlo.  El padre José Luis Castillo pidió a Dios que nunca les falte el pan de cada día y sean alimentados con la Palabra Divina.

La reliquia de primer grado de San Diego de Alcalá fue expuesta para ser venerada, por lo que, al finalizar la Eucaristía la comunidad oró ante ella y pidió la intercesión del santo. A la festividad asistieron peregrinos de diversos lugares, entre ellos 45 feligreses de la comunidad de Morelos perteneciente a Misantla, Ver.


Arquidiócesis de Xalapa, Ver. México.
©2012 Todos los derechos reservados.