Arquidiócesis de Xalapa

Inicio  ›  Noticias

Marta significa: "señora; jefe de hogar"

Compartir

Lila Ortega Trápaga

"Le respondió el Señor: «Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas»" Lc 10, 41

Mujer firme, dedicada al servicio y a su familia. Jesús amaba a Marta, a María y a Lázaro, hermanos amigos muy cercanos al Señor, que vivían en Betania.

Según las escrituras, Jesús era muy cercano a ellos, se quedaba en su casa y por las lecturas se sobreentiende que eran tan cercanos que hasta se atreve Marta a quejarse de su hermana en el quehacer, y con la misma confianza Jesús le da alecciona cariñosamente, recordándole el primer mandamiento de la ley de Dios.

Es el ejemplo que cada familia debe tomar de estos hermanos: el afanarse sin contemplar al Señor, sin orar a sus pies, no nos da la vida eterna. Más la vida de oración y frecuencia de contemplación se traduce en el servicio, y bajo esta fórmula, alcanzaremos la gracia más edificante que existe: la amistad con Cristo, y por ende, la Vida eterna.

Sea santa Marta, el ejemplo de hospitalidad de un cristiano digno, el trabajo y enaltecimiento de nuestros hogares, limpios en lo material y espiritual, que nos enorgullezcan. Y sea también la humildad con la que ella escuchó las palabras del Señor para redirigir su camino, las que nos hagan detenernos cada día para escuchar las Palabras de aquél que nos ha salvado por amor. Y la tercera lección, que al sentirlo todo perdido, corramos a ponernos en oración, seguros que en el amor, Jesús corresponde a nuestros ruegos y como recompensa a una vida recta, veremos su rostro.

El 29 de julio la Iglesia universal recuerda a Santa Marta de Betania, hermana de María y Lázaro, patrona de los imposibles, del hogar, de las cocineras, amas de casa, sirvientas, casas de huéspedes, hoteleros, lavanderas y de las hermanas de la caridad.

Santa Marta, ruega por nosotros.