Arquidiócesis de Xalapa

Inicio  ›  Noticias

La alegría de los movimientos eclesiales

Compartir

María Gabriela Hernández Cuevas

Cuántas experiencias se viven cuando perteneces a un movimiento dentro de la Iglesia, es todo un viaje en el que conocer a Dios se convierte en algo fascinante pero también en todo un reto. Lo importante es que también experimentas que el camino es más fácil cuando no vas solo y que lo más importante es llegar a la meta, acompañado de tus hermanos.

En las próximas ediciones del semanario Alégrate estaremos sumergiéndonos en historias que nos hablarán de los diferentes grupos, movimientos y comunidades que hay dentro de nuestra Iglesia de Xalapa. Así podemos conocer más sobre la forma de vida y las vivencias que han tenido en esta aventura de seguir a Cristo en la actualidad.

Las comunidades de laicos comunican alegría a la Iglesia, dan vida a las parroquias a las que pertenecen y se convierten en agentes de evangelización para chicos y grandes. Las personas que las integran se caracterizan por proponerse a amar a los hermanos, vivir en unidad y crecer en el amor a Dios. Cada grupo lo hace dese su propio carisma: atender a los enfermos, orar por las vocaciones, evangelizar, atender jóvenes, reflejar la alianza de Dios con su Pueblo, alabar a Dios, entre otros más.

Te invitamos a leer estas historias con las que podrás sentirte identificado, pues quien pertenece a un movimiento, no es alguien de otro mundo, es un hombre o una mujer normal con sus actividades cotidianas, pero con la diferencia de haber respondido a un llamado concreto para vivir la fe.

Son 35 los grupos, comunidades, movimientos, caminos y asociaciones que están registrados ante la Comisión Diocesana para el Apostolado de los Laicos (CODAL). Pero existen muchos más que, aunque aún no están registrados, aportan su carisma a nuestra arquidiócesis de Xalapa.

Descubramos la alegría que hay detrás de pertenecer a un carisma en la Iglesia y el gozo de saber que no estamos solos en esta vida cristiana. ¡Espera a conocer las historias!