Arquidiócesis de Xalapa

Inicio  ›  Noticias

Con la caridad se ama y sirve a Dios: Pbro. Suazo Reyes

Compartir

Celeste del Ángel 

En esta ocasión festejamos las tres décadas de servicio de Cáritas Xalapa, fundado por el Cardenal Sergio Obeso Rivera en 1991. El Padre José Manuel Suazo Reyes hace un recuento del quehacer de esta institución, que a través de los años nos ha enseñado a visualizar al hermano desamparado.

Con 55 Cáritas parroquiales se han dedicado a la ASISTENCIA SOCIAL, PROMOCIÓN HUMANA y CONCIENCIA SOCIAL. A los hermanos en estado vulnerable, esto es que carecen de las necesidades más básicas como alimentos y servicios de salud, se les brinda albergue, cobijo, comida y medicamentos. También se les brinda cursos y talleres con el fin de capacitarles en un oficio con el cual puedan valerse por sí mismos. Su dignidad como personas no queda olvidada y se les asesora para que vivan en mejores condiciones de vida.

No dejamos de lado a los bienhechores que comparten sus bienes materiales, sus capacidades intelectuales y sus Carismas Espirituales. Tanto es importante la Institución como canal de estos servicios al público como los que aportan los recursos, que sin ellos no se podría hacer nada.

Igualmente importantes ha sido el Albergue Definitivo para ancianos, minusválidos y enfermos incurables, como el Laboratorio de Análisis Clínicos y, con pocos años, Cáritas Decanal Coatepec.

Pese a la crisis sanitaria causada por el COVID-19, Cáritas no ha suspendido la ayuda al prójimo y se siguen entregando miles de despensas, así como medicamentos, bolsas de diálisis, pañales, leche, análisis clínicos, estudios especializados, aparatos ortopédicos, gastos del hogar (agua, luz, gas) entre otros.

Las manos de los bienhechores y voluntarios no descansan, siempre trabajando en pro del más necesitado, aportando donativos y sus horas de servicio escuchando al hermano que necesita una palabra de aliento o atendiendo farmacia y comedores.

Esta obra social es fruto de su labor altruista que será recompensada con la vida eterna. ¡Felicidades a todos los que la hacen posible!