Arquidiócesis de Xalapa

Inicio  ›  Noticias

El Espíritu Santo conduce y asiste a la Iglesia: Mons. Hipólito Reyes

Compartir

Lila Ortega Trápaga 

«Conviene que lo invoquemos todos los días, de manera especial en las dificultades» recomendó monseñor Hipólito Reyes Larios, arzobispo de Xalapa, al explicar para nosotros en la homilía, la fiesta de Pentecostés, después de enseñar que la Iglesia tiene distintas maneras después del sacrificio de Cristo, para alcanzar el perdón por nuestros pecados: el Bautismo, que borra todo pecado por completo. La confesión que nos lava continuamente para después de cumplir la penitencia estar limpios, y las distintas expresiones como el pedir perdón al inicio de la Misa con el acto penitencial, donde expiamos los pecados veniales. Pentecostés es importante porque ahí nace la Iglesia, se comienza a difundir el Evangelio, y el Espíritu Santo a partir de ahí, se queda para siempre entre nosotros.

Recomendó que meditemos con calma la secuencia al Espíritu Santo, y sepamos que de Él recibimos los dones que nos ayudan a ser mejores personas, buscando hacer lo que Dios manda «Nuestra fuerza principal para superar la debilidad y el pecado, siempre será el Espíritu Santo».