Arquidiócesis de Xalapa

Inicio  ›  Noticias

EL ÚLTIMO TROFEO DE ARTURO

Compartir

La tarde de ayer se dio a conocer el desenlace definitivo del Sr. ARTURO SEGOVIA FLORES, un líder veracruzano comprometido con las causas a favor de la vida, la familia y las libertades fundamentales. Su bagaje cultural, metodológico y político, le permitió dar tiros de precisión y ganar muchas batallas.

Arturo nació a este mundo el 15 de diciembre de 1969; su nacimiento a la eternidad fue el 23 de agosto de 2021. Este 24 de agosto, a las 8 de la mañana, Mons. Francisco González, Obispo de Campeche, presidió su misa exequial. Mons. Francisco reconoció y agradeció a nombre del episcopado la aportación de Arturo a la cultura de la vida en México.

La providencia divina quiso llamarlo desde un lugar aparentemente lejano de su residencia habitual, lejos de familiares y amigos cercanos y en la sala de un hospital; hoy confirmamos nuevamente que nada sucede fuera de la voluntad de Dios.

En realidad Arturo hizo su encuentro definitivo con Dios llevando un hermoso trofeo en su manos, la reforma constitucional en el estado de Campeche donde se logró blindar la vida desde la concepción hasta su desenlace natural. Arturo murió en el estado de la república mexicana donde también se blindó la vida y ahí fundó además MÁS VIDA MÁS FAMILIA, CAMPECHE.

Quienes lo conocimos y trabajamos de cerca con él sabíamos que no era un improvisado, era una persona dedicada y perseverante, tenía virtudes y defectos, era un guerrero que hasta el final de su vida estuvo dando la batalla, de hecho superó el COVID y ya se estaba recuperando. Lamentablemente los daños que se habían provocado en sus órganos internos fueron los que terminaron afectándolo.

Arturo fue el fundador de SÍ VIDA y luego el fundador y presidente de MÁS VIDA MÁS FAMILIA; era el director de la Agencia Católica de Noticias que tenía proyección nacional e internacional.

Además de su liderazgo político y con una gran capacidad de relaciones, era un creyente católico, integrado en la pastoral familiar de su parroquia donde celebraba y profesaba su fe, en su comunidad parroquial a la luz de Amoris Laetitia, organizó y proyectó un programa para los matrimonios en tiempos de Covid.

Que sean considerados todos sus afanes, expresamos nuestra cercanía y solidaridad en la fe a su esposa Nancy y a su hijo Eduardo, que Arturo contemple la gloria de Dios; sus frutos y sus enseñanzas seguramente se multiplicarán.

“Que por la misericordia de Dios, el alma de nuestro hermano Arturo descanse en paz”.

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Director

Oficina de Comunicación Social

Arquidiócesis de Xalapa