Arquidiócesis de Xalapa

Inicio  ›  Noticias

El Padre Marcos Mendoza toma posesión de la parroquia de Mozomboa

Compartir

La mañana del viernes 23 de febrero de 2024, la familia parroquial de la Inmaculada Concepción en Mozomboa, Veracruz, perteneciente al decanato Actopan, se congregó en un ambiente de júbilo, alegría y esperanza para recibir a Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, quien llegó para presentar al nuevo párroco: el Padre Marcos Mendoza Méndez.

Fieles de la cabecera parroquial y de las comunidades filiales se reunieron desde muy temprano para recibir en punto de las 11 de la mañana a su nuevo párroco y a los feligreses provenientes de la comunidad parroquial de Las Vigas, anterior lugar de misión del Padre Marcos, y a todos los sacerdotes que acompañaron a la toma de posesión.

En su homilía, el Arzobispo enfatizó la grandeza de cada uno de los bautizados por ser hijos de Dios y por vivir el amor de Dios en medio de los hermanos: "Hay momentos en que se hace visible esa grandeza nuestra como familia de Dios. Hoy es un día grande para nosotros, pues Dios ha enviado a un nuevo Pastor para nosotros. El Evangelio habla de la cotidianidad de nuestra vida para hacer de nuestros días, algo grande. Escuchar el evangelio es escuchar el llamado de Dios para hacer vida con nuestra vida su Palabra.

Todo lo que va a hacer el padre Marcos serán cosas muy grandes para nuestra fe, con su testimonio y con su guía nos recordará que somos grandes, porque somos hijos de Dios. Por eso amamos a los sacerdotes, porque nos enseñan a no conformarnos en cumplir con lo cultural y socialmente establecido, sino a vivir en la justicia de Dios, en el amor de Dios.

En ese contexto, don Jorge Carlos dijo que el cristiano es grande al vivir la Palabra de Dios, cada que se arrepiente y acude reconciliarse con su Padre, cada que vive la caridad con aquél que más necesita: “En eso radica la grandeza del cristiano”, y añadió: “Es cierto que somos polvo y al polvo volveremos, pero la grandeza de Dios está presente en la pequeñez de nosotros los seres humanos. Somos polvo, ¡sí!, pero somos grandes porque el verdaderamente Grande habita en nuestro polvo: somos grandes porque somos hijos de Dios.

https://photos.app.goo.gl/2EdMEGWheFEH733R6